Educación y convivencia, el acoso o bulling (I)

p/ Marisé Luces Tajes

Las experiencias entre iguales son importantísimas en el desarrollo de niños y adolescentes, ya que a través de ellas se adquieren habilidades y actitudes que influyen en la adaptación social a lo largo de su vida.

A veces, esas experiencias no son siempre positiva, puesto que puede Imagen1darse un tipo de relaciones dañina entre iguales: el maltrato o victimización por abuso de poder, que hace que desaparezca la relación de igualdad y se sustituya por una relación de dominación – sumisión entre el agresor y la víctima. Esta relación suele estar oculta para los adultos, pero conocida por los compañeros, sobre todo en los centros escolares, que es donde más se da y entre los 12 y 16 años de edad.

Es un tipo de violencia difícil de identificar, de diagnosticar en cuanto a su gravedad y, por lo tanto, de eliminar..

Este tipo de relación tiene un nombre: ACOSO o BULLYING.

Besag define el Acoso o Bullying como “ el ataque repetido (físico, social, psicológico o verbal) de sujetos que están en una posición de poder sobre otros que no tienen la capacidad de defenderse, con la intención de causar daño para obtener beneficio o satisfacción.”

Cualquier niño/a puede ser considerado como una víctima potencial si es percibido como más débil y vulnerable por otro niño más fuerte. Después de identificado el niño los agresores planean cómo hacer daño, debilitar y humillar a quién hayan elegido como víctima. En niños de primaria, generalmente, son procedimientos físicos, mientras que en secundaria utilizan con mayor frecuencia la agresión verbal y la exclusión social.

Acoso es:

Golpear, pegar , empujar.

Las amenazas.

Los insultos.

Las burlas.

Hacer el vacío a alguien comportándose como si no existiese.

Enviar notas, correos electrónicos o mensajes insultantes….

Iniciada la conducta de acoso, ésta suele continuar porque el agresor obtiene recompensas materiales y sociales. Éstas últimas son debidas a la influencia que ejercen los compañeros. El papel de éstos es determinante, ya que para minimizar o evitar la posibilidad Imagen2de ser ellos también víctimas, refuerzan al agresor y aíslan al agredido, con lo cual el agresor asume su papel de dominador en el grupo y la víctima encuentra cada vez menos posibilidades de salir de esa dinámica.

El grupo refuerza las conductas intimidatorias, o bien, se inhibe del tema. Es así como los compañeros / as apoya y en alguna medida las genera y mantiene, mientras que para los adultos suelen pasar desapercibidas.

Los compañeros/as valoran más positivamente a los acosadores que a las víctimas, aquellos son considerados los más fuertes del grupo, gozan de mayor reconocimiento social. Las víctimas son consideradas débiles y cobardes.

Lo anterior nos hace ver la importancia del grupo en la relación acosador- víctima.

Pero el acoso no es solo un problema de iguales, sino que repercute en las familias y en el entorno más próximo de las personas afectadas: “ Convivir en un espacio en el que hay violencia dificulta que cada cual pueda ser y relacionarse tal y como es “.

A veces los chicos/as no son conscientes de que sus actitudes con algunos compañeros /as pueden incurrir en el maltrato. Definimos (Cerezo 2004) los principales tipos de maltrato entre iguales:

Físico:

Pegar, empujones, destruir los objetos y trabajos de la víctima, apropiarse de sus cosas… Más frecuente en primaria.

Verbal:

Suele ser la más habitual. Insultos, motes, menosprecio en público, resaltar de forma constante un defecto físico… ¡ Ojo ¡ El teléfono móvil es una vía para este tipo de maltrato.

Psicológico:

Va encaminado a deteriorar la autoestima de la víctima y a aumentar su sensación de inseguridad y temor. Este componente psicológico está en todas las formas de maltrato.

Social:

Pretenden poner a la víctima en un mal status respecto del grupo, aislarlo. Está considerado acoso indirecto.

Ya definido el acoso y qué se pretende con él, nos preguntamos: ¿ Quienes son los protagonistas del acoso escolar ?. Son:

Los acosadores.

Las víctimas.

Los compañeros/as ( observadores )

Los adultos.

   ( En el próximo nº de la revista los definiremos y veremos cuáles son los factores de protección ante conductas de acoso. Protección en el ámbito familiar, social y escolar ).

Anuncios

Acerca de themurostimes

“THE MUROS TIMES” non se responsabiliza nin se identifica coas opinions verquidas por parte dos seus colaboradores nos materiais publicados.
Esta entrada fue publicada en Educación y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deixa un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s