Unha proclama de 1932

AL PUEBLO DE MUROS

No ano seguinte de proclamarse en España a Segunda República, en Muros organizouse o partido “Unión Regional de Derechas”, que lideraba Gil Casares. De ámbito galego, en marzo de 1933 integrouse na CEDA.  En agosto de 1932, o grupo muradano fixo pública una proclama, que foi publicada no diario “El Compostelano”, o luns 8 de agosto de 1932.   A nota de prensa decía:Imagen2.png

<<La actividad y movimiento que se nota en esta villa, desde que se organizaron las derechas, patentizase en una hoja, que se repartió al público, y que los vecinos de esta villa acogieron con todo entusiasmo.

La hoja dice así: << AL PUEBLO DE MUROS>>

<<En los afanes de esta hora no es dable contemplar indiferentes o desunidos el paso de ciertos ideales a la categoría de inservibles equivocaciones. Imagen3.pngReligión, orden, familia, propiedad y concepto verdadero del trabajo están en grave y próximo peligro,  y cuantos sentimos esos ideales como verdades fundamentales, que son una necesidad del espirito y el más firme sostén del progreso de la patria, tenemos el deber de coincidir, formando unidos en torno de ellos para su defensa y su triunfo.

Queremos mantener viva y respetada nuestra fe católica, la fe heredada de nuestros mayores, que penetra en lo más íntimo de la Historia de España, dando explicación a sus páginas y sentido a su grandeza; la fe, que en el dolor consuela, en la alegría eleva, y en la lucha fortalece, asegurándonos compensación en todos losImagen1.png sinsabores, reparación en todas las faltas, premio a todas las virtudes y descanso en brazos de una justicia y de una misericordia  que se hermanan en la majestad de lo infinito. Queremos el orden mantenido, no por el temor a la fuerza, sino por el imperio de lo justo, que al dar a cada uno satisfacción de su derecho le afirme en la seguridad de reciproco respeto y en el honesto cumplimiento de las leyes, que son los más firmes soportes de la libertad en régimen democrático. Queremos la familia sobre bases de igualdad y permanencia, sostenida por el amor, que no es pasajero capricho de unas horas que busca facilidades de mudanza en la puerta sin cerrar del divorcio.  Queremos propiedad sometida a Dios y a fuero, sin abusos, llenando fines del común progreso, cumpliendo exigencias de la social convivencia, que no son engañoso traslado de titular para esclavizar al hombre en régimen de comunismo.  Y queremos trabajo, trabajo para todos, en el que lleguen a compenetrarse íntimamente, el capital, el obrero y el estudioso que dedica sus afanes a los grandes problemas de la Ética o al mayor perfeccionamiento de la materia por ser todos cooperadores de la obra de la producción;  llegando por este medio a la armonía de las diversas clases sociales, como principio necesario para un bienestar económico de los elementos que componen la sociedad.

Nuestro pueblo de Muros siente vivamente esos ideales, y al sentirlos quedan a un lado viejas diferencias, pasadas disparidades para fundirse en una nueva vocación de lucha por el triunfo de lo que por más esencial tiene que sobreponerse a nombres, matices y detalles, a colores y perfiles que nada son cuando la hora es de más graves y profundos empeños. Del ayer queda el fondo tradicional de La historia Imagen4.pngpara anudarlo al progreso y a las orientaciones del mañana, cegando la brecha que el sectarismo quiere abrir en las conciencias.  Y así no han de existir en pugna los grupos de antes, porque los afanes de hoy, los esfuerzan a colaborar, a sostenerse firmes en una UNION REGIONAL DE DERECHAS, que en todo caso pueda ser el lastre salvador de la España UNA e INMORTAL que le haga navegar con firmeza por sanos derroteros. No es la colaboración rompimiento total con el pasado para fundir sus restos en un nuevo partido. Es declaración de apego a nuestras más caras conquistas de la civilización cristiana que ofrece, incluso a los de un profundo sentir liberal, las luces orientadoras de la fe de la familia, de la piedad y del trabajo. que muestran el camino a seguir sin peligros de perdida que harían desembocar en turbulenta corriente demagógica. Y llamamos a todos a militar en nuestras filas. La cruzada responde al deber. Aquel tesoro heredado de nuestros mayores, que es patrimonio común, no puede derrochare en punible abandono, para que los sustituya la ruina moral, la esclavitud miserable  y el despotismo brutal que soplan desde Rusia. Muradanos, a enrolarte, que es necesidad y es honor figurar con los que luchan por la patria en bien de la Religión, de la familia, de la propiedad, del orden y del trabajo>>.

—X—

 

Anuncios

Acerca de themurostimes

“THE MUROS TIMES” non se responsabiliza nin se identifica coas opinions verquidas por parte dos seus colaboradores nos materiais publicados.
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Historia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deixa un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s